¿Es necesario decir siempre toda la verdad a los niños?

¿Es necesario decir siempre toda la verdad a los niños?

¿Alguna vez te has preguntado qué debemos decir a los niños y qué es mejor ocultar? Para mí decirles o no toda la verdad ha sido un tema al que he dado muchas vueltas y que me gustaría compartir contigo.

Es común que en las relaciones cotidianas a menudo utilicemos -unos más, otros menos- la manipulación de la verdad, para establecer nuestro punto de vista como prioritario. La historia nos ha enseñado que en todo conflicto o batalla es importante esta táctica. Esconder a toda costa nuestros movimientos puede ser el detonante de la victoria. Sabemos que tener información que el otro desconoce nos da ventaja.

Photo credit: Hernan Piñera via Foter.com / CC BY-SA

En lo cotidiano, ser dueño de la verdad puede ser una forma fácil de manipular a los demás, seamos o no conscientes de ello. Nos hace tener la sartén por el mango y tener, de antemano, las batallas ganadas.

Con los niños este tema está generalizado y sobradamente justificado. Con la buena intención de no hacerles sufrir y dejarlos al margen de lo que nos preocupa, creemos mantenerles a salvo. Solemos pensar:

Es demasiado pequeño para entender… Si no se entera no puede hacerle ningún daño … No le incumbe … Es mejor maquillar la verdad o simplemente evitarla para no angustiarle … Es mejor una mentira piadosa que una realidad demasiado cruda…

Así es como pocas veces les decimos, con palabras que entiendan, la verdad de lo que nos pasa, lo que vamos a hacer, donde vamos a ir. Como si eso no fuera con ellos, desconsiderando que nos sienten como parte de ellos. Cuanto más pequeño es nuestro hijo, su universo más se limita a nosotr@s.

Nos olvidamos de informarles de adonde les llevamos, con quien van a estar, qué les va a pasar, qué les está pasando…. Omitimos todo tipo de información valiosa o les contamos cualquier cuento que ellos, ilusos, creen sin cuestionar sus propias percepciones, confiando ciegamente en nosotr@s.

A menudo, no sabemos que esa información es básica para su organización psíquica.

Esa fantasía de que los niños ‘no necesitan saber’ crea una distancia del niño con su historia, con su ‘verdad’, que tarde o temprano necesitará salvar. Eso que le pasa al niño o a su entorno, él lo percibe. Sí o sí, se lo cuentes o no.

En cambio, cuando tú le pones palabras a eso que pasa, le colocas un estante con un nombre donde su psique podrá ordenar ese acontecimiento. No es lo mismo decirle a un niño cuando tiene una pataleta en el súper: ‘-Eres un niño malcriado y caprichoso‘- que decirle: ‘-Se que estas cansado y que preferirías estar en un lugar más tranquilo, donde pudiera darte toda mi atención.‘ Esa verdad le brinda comprensión y confianza. Y eso calma, pacifica; da estructura.

Imagina una sopa de letras: vistas en sí, las letras sueltas son caóticas, no tienen sentido. Pero si se ordenan y forman una palabra, la cosa cambia y podemos recordarlas. Con la conciencia pasa lo mismo. Aquellas vivencias que no tienen nombre no las podemos organizar.

Con las mentiras es igual, porque resulta que lo que se nombra no tiene nada que ver con lo que siente el niño. Es como si la imagen que vemos en la pantalla de una televisión no coincidiera con el audio. O como si la palabra dicha no estuviera en la sopa de letras. Se crea una terrible confusión.

A veces me pregunto si hay un objetivo oculto, una confabulación misteriosa, detrás de ciertos montajes colectivos de los que somos partícipes los adultos, dejando afuera a los niños, apelando a su necesidad de vivir su inocencia. No es de extrañar que después, en cuanto empiecen a darse cuenta del poder que otorga ser dueño de la verdad, empiecen a tratar de ocultarnos información ellos también…

Sin ir más lejos me gustaría compartir contigo una anécdota respecto a las mentiras ‘bienintencionadas’, esas que decimos con la excusa de hacer aflorar la imaginación y avivar la ilusión de los niños.

Fue una experiencia dispar con mis dos hijas respecto al tema Reyes Magos, Ratoncito Perez, Papá Noel…. Siendo madre primeriza, no se me ocurrió cuestionar nada de lo establecido. Infantilmente, me dejé llevar por la voz del conjunto (abuelos, tíos y otros padres en general). No cabía otra cosa, estaba arraigado, era lo que había vivido en mi propia infancia y ni me planteé otra cosa que no fuera seguir la corriente. Así perpetuamos la gran trama y, la verdad, disfrutamos de lo lindo viendo los ojos de mi pequeña brillando de ilusión cuando se acercaban las navidades o se le movía un diente de leche.

Una punzada de culpabilidad en mi interior me decía que algún día tendría que saber la verdad. Pero me tranquilizaba pensando que ese día tardaría, y nunca imaginé que podría ser tan sobrecogedor como en realidad fue.

Ese día llegó, de imprevisto, a sus 8 años, sin que pudiéramos prepararnos. Estaba yo cocinando y ella revolviendo en los armarios, buscando tesoros escondidos en su imaginación.

Así fue como encontró, en lo más alto de un estante, enterrada por la ropa que ya no usaba nunca, la cajita secreta. Esa donde iba guardando los dientes de leche que ella ofrecía, cuidadosamente envueltos debajo de su almohada, al Ratoncito Pérez.

Todavía no me explico como alcanzó a llegar hasta allí. Bajó las escaleras iracunda y me preguntó directamente, con su mirada incisiva atravesándome:

-¿¿¿EL RATONCITO PÉREZ EXISTE???

Me sentí atrapada. Ante una pregunta tan sincera y viendo la caja en sus manos, no tuve otra que dejar lo que estaba haciendo y explicarle, todo lo suave que pude, el complot.

-¿¿¡¡ME HABÉIS ESTADO MINTIENDO TODA LA VIDA!!??

Pasó una tarde muy enojada. Se iba, se calmaba un poco, volvía de nuevo bombardeándome:

-¿Y los Reyes Magos también son mentira?… ¿y Papá Noel?

Cayó todo el telón. En unas horas, mi hija había dejado atrás su ‘inocencia’. O su ignorancia. Supongo que otra persona le quitaría leña al asunto y hasta podría hacerle gracia, pero esa indignación que mostraba mi hija conectó con algo dentro de mí. Reviví un sentimiento crudo de mi infancia, donde me sentí traicionada por mi madre, que usaba el engaño o, el encubrimiento de la verdad para manipularme continuamente.

Esta situación me ayudó a conectar con el desencanto vivido antaño, cuando empecé a ser consciente de los engaños de mi propia madre.

Mi hija se sentía profundamente traicionada por las personas que más quería y eso, para mí, no era moco de pavo. Le di cabida a sus emociones y le prometí que nunca más le mentiría.

-¡¡¡NUNCA MÁS VOLVERÉ A CONFIAR EN TI!!!

Estas palabras me atravesaron como hierro candente. Nunca más me tomaría a la ligera una mentira ‘bienintencionada’.

Entre todo este trance, su hermana pequeña iba observando sin interferir, como si no se enterara de que iba la cosa.

Más tarde, cuando pude hablarlo con calma con mi compañero, le comenté lo impactada que estaba por cómo se lo había tomado la niña. En realidad sentía que tenía toda la razón de enojarse de esta manera. Yo sabía a la perfección cuanto sufres cuando una persona, en la que confías ciegamente, te engaña con descaro. Nos planteamos hacerlo diferente con la menor.

¿Y si se lo contábamos desde pequeña? ¿Qué pasaría si le decíamos la verdad? ¿Y si le confesábamos que era un juego donde los mayores inventábamos unos personajes mágicos que le traían regalos?

Así lo hicimos. Mi hija pequeña sabe, desde sus 4 años, que somos los papás los que dejamos el regalito debajo de la almohada o debajo del árbol de Navidad.

Lo más curioso de la historia es que ha vivido con la misma intensidad la ilusión y la emoción de estos momentos, entrando en el juego, escribiendo por iniciativa propia las cartas a los Reyes Magos… preparando la bienvenida de Papá Noel con comida para él y sus renos… escribiendo notas de agradecimiento para el Ratoncito Pérez….

Aunque parezca increíble, tiene ahora 10 años y ¡¡sigue haciéndolo con la misma ilusión!!

Esta experiencia me enseñó que la sinceridad nunca mata la ilusión o la magia, como vaticinaban muchos. Los niños desbordan fantasía para imaginar lo que sea. Ella simplemente construyó sus fantasías encima de una verdad que nunca iba a quebrarse. Entonces, me pregunto:

¿Para qué necesitamos mentirles? ¿De verdad es inevitable?

La decisión fue arriesgada pero me alegro de haberlo hecho. Siento que fui fiel a un antiguo sentimiento que desde mi interior chirriaba y que era fruto de una profunda herida.

Nos solemos quejar si nuestros hijos nos mienten o si no nos cuentan nada, cosa que a medida que crecen nos preocupa más. Pero somos nosotros, los adultos, a los que nos corresponde entablar un puente para que ellos sepan que pueden confiar en nuestra sinceridad. Así también ellos se atreverán a contarnos, en su momento, lo que les pase.

Yo dejé muy pronto de confiar en mi madre. Jamás se me ocurrió contarle sobre mis asuntos, omitiendo o directamente mintiéndole. Siempre me sentí muy sola e incomprendida. Ciertamente, no quería eso para mis hijas. Yo pretendía que ellas tuvieran la confianza suficiente para recurrir a mí siempre que lo necesitaran.

Un niño necesita saber qué pasa a su alrededor y nunca es demasiado pronto para la verdad.

Son mucho más tolerantes que los adultos, porque eso a lo que tú le pones palabras ellos ya hace rato que lo sienten en su cuerpo. Por eso es tan importante que nuestras palabras sean fieles a la verdad: para que su imagen corresponda con su audio. De esta manera su psique se organizará consecuentemente y no tendrá que depender de nada externo para salvar su cordura. Podrán confiar en su sentido común, no necesitarán que nadie les diga lo que está bien o mal.

De buenas a primeras parece sencillo, ¿no? Eso creí yo al leer por primera vez La maternidad y el encuentro con la propia sombra‘ de Laura Gutman. Pero poco a poco, me di cuenta de que para poder poner palabras sencillas a lo que nos pasa – y por ende, a lo que le pasa al niño- nosotras también tenemos que tener acceso a nuestra propia ‘verdad’ infantil. Conectar con lo que nos sucedió nos ayuda a ver con mayor discernimiento, a entendernos a día de hoy y a comprender a la niña que fuimos y al niñ@ que hoy es. Si yo no hubiera podido conectar con el dolor vivido en mi infancia, si lo hubiera negado o disociado, no hubiera entendido qué sentía mi hija mayor y lo hubiera minimizado, dejándola a ella sola con su indignación y su rabia.

Montse Mulet

Terapeuta de Biografía Humana en www.enelpalco.com

Photo credit: Hernan Piñera via Foter.com / CC BY-SA
2018-09-07T14:35:20+00:00

7 Comments

  1. Francisca Balaguer julio 4, 2017 at 4:52 pm - Reply

    Me ha encantado. He sido niña engañada pero feliz, cuando supe la verdad no me decepcionó, pero creo que mis padres deberían habermelo dicho. Todavía pienso en mis Reyes, que bien actuaban!!! Ahora que ya soy abuela les añoro. Tengo cinco hijos y como se llevan 8 años del primero al último, no te digo la fantasía i fantasías que se han armado entre ellos. Un día yo no me sentía bien y la pequeña que tenía siete años se me plantó delante de mi y me dijo mirándome a los ojos: mama me cuentas tu problema.? Desvde entonces tengo la impresión que los niños son más listos que los mayores. Tienen una especie de radar que lo captan todo. Pero según que niño quiere que le digan la verdad y la madre tiene que saberlo ver. Es como los enfermos, algunos quieren que no les digan la verdad porque no quieren saberla y quieren creer que están bien, en cambio los más valientes piden la verdad para luchar con la enfermedad. La Vida es un poco complicada para algunos. Para mí, es una gozada vivir.

    • Montse Mulet julio 4, 2017 at 9:53 pm - Reply

      Muchas gracias Francisca por tu comentario. Es muy cierto que el escenario de infancia de cada niño es distinto y lo que a unos les impacta puede que a otros no parezca afectarles. Mi intención es invitar a la reflexión y a tomar conciencia del uso que hacemos de las mentiras y los secretos, porque un continuo abuso de ellos puede dañar la percepción de la realidad en los niños.
      Ya lo creo que tienen un radar especial!! Perciben lo que pasa a su alrededor desde el corazón, desde la emoción y el sentir. Una percepción que solemos ir perdiendo, a medida que nos hacemos mayores, en pro de la mente y el pensamiento.
      Gracias por compartir tu experiencia!! 😉

  2. And agosto 31, 2017 at 9:58 pm - Reply

    Hola Montse,
    Me ha sido muy útil tu artículo porque en alguna ocasión me he planteado el hecho de seguir o no con el engaño de las tradiciones, aunque a la vez a causado en mi un gran asombro que hasta ahora no me había planteado.
    Mi hija tiene 32 meses y des de les 23 que Su padre y yo nos hemos separado y nosotros no le hemos explicado nada de la separación, lo hemos omitido. El padre estava en casa y de un día para el otro ya no está. Y aunque he sido consciente que claro que lo ha notado no he llegado a pensar decirselo, me imagino que por lo que has es escrito en artículo: demasiado pequeña. Pero claro ahora tengo dudas, es demasiado tarde para explicarselo?

    El libro que citas me a acompañado en mi embarazo y puerperio.

    Encantada de dar con tu blog

    • Montse Mulet septiembre 1, 2017 at 11:26 am - Reply

      Muchas gracias And. Nunca es tarde para nombrar realidades.
      Aunque no le hayas puesto palabras a tu hija de tu separación con su padre, ella indudablemente sabe, siente, que ha sucedido. La comprensión emocional es la misma desde que nacemos hasta que morimos. Aunque haga meses que ha sucedido lo emocional siempre es actual, no perece… imagínate que nosotras nombramos en terapia cosas sucedidas en la niñez de personas adultas.
      La única diferencia es que si tú ahora le pones palabras sencillas a eso que ha acontecido, lo más verdaderas posibles, nombrando la realidad lo mas objetivamente posible, intentando no teñirlo con la propia lente, evitando echar las culpas al otro, (para ello a veces es necesario hacer un proceso con acompañamiento terapéutico que nos ayude a ver con mayor perspectiva, para entender de forma global lo sucedido) eso la ayudará a ordenar, a estructurar aquello que ella siente que ha pasado. Y no sólo eso, también la liberará. Muchos de los niños de padres separados, en su fuero interno, albergan en demasiadas ocasiones la sensación de haber sido culpables o responsables de esa ruptura o acaban tomando partido posicionándose en un bando u otro.
      Decirle lo que de verdad nos sucede a los adultos día a día, tiende un puente para que ellos puedan también encontrar el espacio seguro para expresar lo que les vaya sucediendo. Es importante que nos interesemos por lo que les pasa a los niños, somos nosotras las que debemos tender ese puente… A eso le llamamos intimidad emocional, pero para llegar a eso es importante primero entrar en esa intimidad con nuestra propia verdad 😉
      Gracias por tu comentario!

  3. Nani abril 10, 2019 at 4:43 am - Reply

    Hola Montse. Buscando información de si le debo decir a mi hija, de 10 años, los motivos de nuestra separación, hace apenas 4 meses, de una forma abrupta, he encontrado este artículo tuyo, por el que te doy las gracias. Mi exmarido mantenía una relación con una amiga mía, y en un viaje al que fuimos todos juntos, fue mi propia hija la que me dijo con mucha angustia, que Papa le mandaba corazones y que los había visto besándose.
    En poco se fue de casa, por petición mía. A ella la vemos casi cada día. Le he explicado a mi hija que ya no soy su amiga, por que ha traicionado mi confianza, me ha engañado. Pienso que quizás ella no relaciona que él ya no está en casa, en parte por culpa de esta mujer, a la que me temo que va a empezar a ver más de lo que a mi me gustaría, por seguir la relación con su padre. Mi hija me pregunto hace un poco más de un mes, si nos habíamos separado por lo que me contó en el viaje. Le dije que no. Se sentía culpable. Sabiendo que mi hija la va tener que ver, mi gran duda es decirle lo que ha hecho esta mujer y su padre. Si en vez de protegerla estoy poniendo un parche. Y ocultando lo que verdaderamente siento, sobre todo hacia él, por evitar tensiones. Este artículo me ha removido mucho. Soy responsable de mi hija, de su salud emocional, de toda ella.
    Muchas gracias Montse.

    • Montse Mulet abril 10, 2019 at 8:35 am - Reply

      Hola Nani, imagino que no debes estar pasando por un momento fácil y tu hija lo siente. Poner palabras puede ayudarla a ordenar lo que está pasando, pero siempre que puedas ponerlas desde un lugar de comprensión íntimo y verdadero, (como te sientes tú ante el engaño, ante dejar de ser la elegida…) sin acusar al otro que ha provocado que surjan estos sentimientos. No por disculpar, sino porque no va ayudar a nadie que haya un culpable. Sencillamente es el último capítulo de una serie que no vamos a comprender si no observamos las dinámicas desde el inicio. Es un momento de crisis que puede ayudarte a conocerte un poco más, en realidad el otro siempre es una oportunidad. Preguntémonos desde qué lugar nos emparejamos, como ha sido nuestro vínculo con el otro… Hay tanto para ver y comprender. Besos.

  4. Nani abril 10, 2019 at 10:35 am - Reply

    Tantisimas gracias Montse.
    Un abrazo

Leave A Comment

  • AVISO LEGAL

    Con la finalidad de dar cumplimiento al articulo 10 de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, informamos al usuario de nuestros datos:

    Denominación Social: ANDREA CUSTODIO CEREZALES
    CIF / NIF: 14302701J
    Teléfono: 696476209
    e-Mail: andrea@enelpalco.com
    Pagina Web: WWW.ENELPALCO.COM

    Objeto

    El prestador, responsable del sitio web, pone a disposición de los usuarios el presente documento con el que pretende dar cumplimiento a las obligaciones dispuestas en la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI-CE), así como informar a todos los usuarios del sitio web respecto a cuáles son las condiciones de uso del sitio web.

    Toda persona que acceda a este sitio web asume el papel de usuario, comprometiéndose a la observancia y cumplimiento riguroso de las disposiciones aquí dispuestas, así como a cualesquiera otra disposición legal que fuera de aplicación.

    El prestador se reserva el derecho a modificar cualquier tipo de información que pudiera aparecer en el sitio web, sin que exista obligación de preavisar o poner en conocimiento de los usuarios dichas obligaciones, entendiéndose como suficiente con la publicación en el sitio web del prestador.

    Responsabilidad

    El prestador se exime de cualquier tipo de responsabilidad derivada de la información publicada en su sitio web, siempre que esta información haya sido manipulada o introducida por un tercero ajeno al mismo.

    El sitio web del prestador puede utilizar cookies (pequeños archivos de información que el servidor envía al ordenador de quien accede a la página) para llevar a cabo determinadas funciones que son consideradas imprescindibles para el correcto funcionamiento y visualización del sitio. Las cookies utilizadas en el sitio web tienen, en todo caso, carácter temporal con la única finalidad de hacer más eficaz su transmisión ulterior y desaparecen al terminar la sesión del usuario. En ningún caso se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal.

    Desde el sitio web del cliente es posible que se redirija a contenidos de terceros sitios web. Dado que el prestador no puede controlar siempre los contenidos introducidos por los terceros en sus sitios web, éste no asume ningún tipo de responsabilidad respecto a dichos contenidos. En todo caso, el prestador manifiesta que procederá a la retirada inmediata de cualquier contenido que pudiera contravenir la legislación nacional o internacional, la moral o el orden público, procediendo a la retirada inmediata de la redirección a dicho sitio web, poniendo en conocimiento de las autoridades competentes el contenido en cuestión.

    El prestador no se hace responsable de la información y contenidos almacenados, a título enunciativo pero no limitativo, en foros, chats, generadores de blogs, comentarios, redes sociales o cualesquiera otro medio que permita a terceros publicar contenidos de forma independiente en la página web del prestador. No obstante y en cumplimiento de lo dispuesto en el art. 11 y 16 de la LSSI-CE, el prestador se pone a disposición de todos los usuarios, autoridades y fuerzas de seguridad, y colaborando de forma activa en la retirada o en su caso bloqueo de todos aquellos contenidos que pudieran afectar o contravenir la legislación nacional, o internacional, derechos de terceros o la moral y el orden público. En caso de que el usuario considere que existe en el sitio web algún contenido que pudiera ser susceptible de esta clasificación, se ruega lo notifique de forma inmediata al administrador del sitio web.

    Este sitio web ha sido revisado y probado para que funcione correctamente. En principio, puede garantizarse el correcto funcionamiento los 365 días del año, 24 horas al día. No obstante, el prestador no descarta la posibilidad de que existan ciertos errores de programación, o que acontezcan causas de fuerza mayor, catástrofes naturales, huelgas, o circunstancias semejantes que hagan imposible el acceso a la página web.

    Propiedad Intelectual e industrial

    El sitio web, incluyendo a título enunciativo pero no limitativo su programación, edición, compilación y demás elementos necesarios para su funcionamiento, los diseños, logotipos, texto y/o gráficos son propiedad del prestador o en su caso dispone de licencia o autorización expresa por parte de los autores. Todos los contenidos del sitio web se encuentran debidamente protegidos por la normativa de propiedad intelectual e industrial, así como inscritos en los registros públicos correspondientes.

    Independientemente de la finalidad para la que fueran destinados, la reproducción total o parcial, uso, explotación, distribución y comercialización, requiere en todo caso de la autorización escrita previa por parte del prestador. Cualquier uso no autorizado previamente por parte del prestador será considerado un incumplimiento grave de los derechos de propiedad intelectual o industrial del autor.

    Los diseños, logotipos, texto y/o gráficos ajenos al prestador y que pudieran aparecer en el sitio web, pertenecen a sus respectivos propietarios, siendo ellos mismos responsables de cualquier posible controversia que pudiera suscitarse respecto a los mismos. En todo caso, el prestador cuenta con la autorización expresa y previa por parte de los mismos.

    El prestador NO AUTORIZA expresamente a que terceros puedan redirigir directamente a los contenidos concretos del sitio web, debiendo en todo caso redirigir al sitio web principal del prestador.

    El prestador reconoce a favor de sus titulares los correspondientes derechos de propiedad industrial e intelectual, no implicando su sola mención o aparición en el sitio web la existencia de derechos o responsabilidad alguna del prestador sobre los mismos, como tampoco respaldo, patrocinio o recomendación por parte del mismo.

    Para realizar cualquier tipo de observación respecto a posibles incumplimientos de los derechos de propiedad intelectual o industrial, así como sobre cualquiera de los contenidos del sitio web, puede hacerlo a través del siguiente correo electrónico.

    Ley Aplicable y Jurisdicción

    Para la resolución de todas las controversias o cuestiones relacionadas con el presente sitio web o de las actividades en él desarrolladas, será de aplicación la legislación española, a la que se someten expresamente las partes, siendo competentes para la resolución de todos los conflictos derivados o relacionados con su uso los Juzgados y Tribunales de Mallorca.

     

  • POLÍTICA DE PRIVACIDAD

     

     

    1. DATOS DEL RESPONSABLE DEL TRATAMIENTO

    Razón Social: ANDREA CUSTODIO CEREZALES (en adelante, la “Empresa” o el “Responsable”).
    CIF: 14302701J
    Teléfono: 696476209
    Email para comunicaciones en materia de Protección de datos: andrea@enelpalco.com

    1.1. Normativa aplicable

    Nuestra Política de Privacidad se ha diseñado de acuerdo con el Reglamento General de Protección de Datos de la UE 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos), y en lo que no contradiga el mencionado Reglamento, por lo dispuesto en el marco legislativo español en materia de Protección de Datos de Carácter Personal.

    Al facilitarnos sus datos, Usted declara haber leído y conocer la presente Política de Privacidad, prestando su consentimiento inequívoco y expreso al tratamiento de sus datos personales de acuerdo a las finalidades y términos aquí expresados.

    La Empresa podrá modificar la presente Política de Privacidad para adaptarla a las novedades legislativas, jurisprudenciales o de interpretación de la Agencia Española de Protección de Datos. Estas condiciones de privacidad podrán ser complementadas por el Aviso Legal, Política de Cookies y las Condiciones Generales que, en su caso, se recojan para determinados productos o servicios, si dicho acceso supone alguna especialidad en materia de protección de datos de carácter personal.

    1.2. Delegado de Protección de Datos

    La empresa no tiene Delegado de Protección de Datos.

    1. FINALIDAD DEL TRATAMIENTO DE LOS DATOS PERSONALES

    El tratamiento que realizamos de sus datos personales responde a las siguientes finalidades:

    – Proporcionarle información relacionada con los productos y servicios que ofrece nuestra empresa y que detallan en este web site.

    – Realizar la contratación de nuestros servicios mediante la aceptación del correspondiente presupuesto / pedido y/o la firma de un contrato mercantil.

    – Enviarle por correo electrónico y/o postal las noticias y novedades acerca de nuestra entidad, así como las actualizaciones de nuestro catálogo de productos y servicios.

     

    2.1. Plazo de Conservación de sus datos

    Conservaremos sus datos personales desde que nos dé su consentimiento hasta que lo revoque o bien solicite la limitación del tratamiento. En tales casos, mantendremos sus datos de manera bloqueada durante los plazos legalmente exigidos.

    1. LEGITIMACIÓN Y DATOS RECABADOS

    La legitimación para el tratamiento de sus datos es el consentimiento expreso otorgado mediante un acto positivo y afirmativo (rellenar el formulario correspondiente y marcar la casilla de aceptación de esta política) en el momento de facilitarnos sus datos personales.

    3.1. Consentimiento para tratar sus datos

    Al rellenar los formularios, marcar la casilla “Acepto la Política de Privacidad” y hacer clic para enviar los datos, o al remitir correos electrónicos a la Empresa a través de las cuentas habilitadas al efecto, el Usuario manifiesta haber leído y aceptado expresamente la presente política de privacidad, y otorga su consentimiento inequívoco y expreso al tratamiento de sus datos personales conforme a las finalidades indicadas.

    3.2. Categorías de datos

    Los datos que se recaban se refieren a la categoría de datos identificativos, como pueden ser: Nombre y Apellidos, Teléfono, Dirección Postal, Empresa, Correo electrónico, así como la dirección IP desde donde accede al formulario de recogida de datos.

    1. MEDIDAS DE SEGURIDAD

    Dentro de nuestro compromiso por garantizar la seguridad y confidencialidad de sus datos de carácter personal, le informamos que se han adoptado las medidas de índole técnica y organizativas necesarias para garantizar la seguridad de los datos de carácter personal y evitar su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado, habida cuenta del estado de la tecnología, la naturaleza de los datos almacenados y los riesgos a que estén expuestos, según el Art. 32 del RGPD EU 679/2016.

    1. CESIÓN DE DATOS

    No se prevén cesiones de datos ni transferencias internacionales de sus datos, a excepción de las autorizadas por la legislación fiscal, mercantil y de telecomunicaciones así como en aquellos casos en los que una autoridad judicial nos lo requiera.

    1. DERECHOS DEL USUARIO

    Cualquier interesado tiene derecho a obtener confirmación sobre si estamos tratando datos personales que le conciernan, o no. Las personas interesadas tienen derecho a acceder a sus datos personales, así como a solicitar la rectificación de los datos inexactos o, en su caso, solicitar su supresión cuando, entre otros motivos, los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos. En determinadas circunstancias, los interesados podrán solicitar la limitación del tratamiento de sus datos, en cuyo caso únicamente los conservaremos para el ejercicio o la defensa de reclamaciones. Por motivos relacionados con su situación particular, los interesados podrán oponerse oponerse al tratamiento de sus datos. El Responsable del fichero dejará de tratar los datos, salvo por motivos legítimos imperiosos, o el ejercicio o la defensa de posibles reclamaciones.

    De acuerdo con la legislación vigente tiene los siguientes derechos: derecho a solicitar el acceso a sus datos personales, derecho a solicitar su rectificación o supresión, derecho a solicitar la limitación de su tratamiento, derecho a oponerse al tratamiento, derecho a la portabilidad de los datos y así mismo, a revocar el consentimiento otorgado.

    6.1. ¿Cómo ejercitar mis derechos?

    Para ejercer sus derechos, debe dirigirse al responsable, solicitando el correspondiente formulario para el ejercicio del derecho elegido. Opcionalmente, puede acudir a la Autoridad de Control competente para obtener información adicional acerca de sus derechos. Los datos de contacto para el ejercicio de sus derechos son el teléfono 696476209 y el correo electrónico: andrea@enelpalco.com. Recuerde acompañar una copia de un documento que nos permita identificarle.

    1. CONSENTIMIENTO PARA ENVÍO DE COMUNICACIONES ELECTRÓNICAS

    Así mismo, y de acuerdo con lo establecido en la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico, completando el formulario de recogida de datos y marcando la correspondiente casilla “Acepto el envío de comunicaciones electrónicas”, esta otorgando el consentimiento expreso para enviarle a su dirección de correo electrónico, teléfono, fax u otro medio electrónico en envío de información acerca de la Empresa.

     

  • “POLÍTICA DE COOKIES”

     

    1.- ANTECEDENTES

    De conformidad con la normativa española que regula el uso de cookies en relación a la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas, recogida en el Real Decreto Ley 13/2012 del 30 de marzo, le informamos sobre las cookies utilizadas en el sitio web de Andrea Custodio Cerezales, enelpalco.com y el motivo de su uso. Asimismo, le informa de que al navegar en el Sitio Web usted está prestando su consentimiento para poder utilizarlas.

     

    2.- ¿QUE SON LAS COOKIES?

    Una cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario. Las cookies se asocian únicamente a un usuario anónimo y su ordenador o dispositivo y no proporcionan referencias que permitan conocer sus datos personales.

     

    3.- TIPOS DE COOKIES

    1.- Cookies propias: Son aquéllas que se envían al equipo terminal del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el propio editor y desde el que se presta el servicio Solicitado por el usuario.

    2.- Cookies de terceros: Son aquéllas que se envían al equipo terminal del usuario desde un equipo o dominio que no es gestionado por el editor, sino por otra entidad que trata los datos obtenidos través de las cookies.

    3.- Cookies de sesión: Son un tipo de cookies diseñadas para recabar y almacenar datos mientras el usuario accede a una página web.

    4.- Cookies persistentes: Son un tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidos y tratados durante un periodo definido por el responsable de la cookie, y que puede ir de unos minutos a varios años.

    5.- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

    6.- Cookies publicitarias: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado en base a criterios como el contenido editado o la frecuencia en la que se muestran los anuncios.

    7.- Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo. Asimismo es posible que al visitar alguna página web o al abrir algún email donde se publique algún anuncio o alguna promoción sobre nuestros productos o servicios se instale en tu navegador alguna cookie que nos sirve para mostrarte posteriormente publicidad relacionada con la búsqueda que hayas realizado, desarrollar un control de nuestros anuncios en relación, por ejemplo, con el número de veces que son vistos, donde aparecen, a qué hora se ven, etc.

     

     

    4.- TIPOS DE COOKIES UTILIZADAS POR ESTE SITIO WEB

    Las cookies utilizadas en nuestro sitio web, son de sesión y de terceros, y nos permiten almacenar y acceder a información relativa al idioma, el tipo de navegador utilizado, y otras características generales predefinidas por el usuario, así como, seguir y analizar la actividad que lleva a cabo, con el objeto de introducir mejoras y prestar nuestros servicios de una manera más eficiente y personalizada. enelpalco.com no utiliza cookies publicitarias o de publicidad comportamental.

    La utilización de las cookies ofrece ventajas en la prestación de servicios dentro de lo que se conoce como la sociedad de la información, puesto que, facilita al usuario la navegación y el acceso a los diferentes servicios que ofrece este sitio web; evita al usuario tener que configurar las características generales predefinidas cada vez que accede al sitio web; favorece la mejora del funcionamiento y de los servicios prestados a través de este sitio web, tras el correspondiente análisis de la información obtenida a través de las cookies instaladas.

    NombreTipoCaducidadFinalidadClase
    __utmaDe Terceros (Google Analytics)2 años Se usa para distinguir usuarios y sesiones.No Exenta
    __utmbDe Terceros (Google Analytics)30 minutosSe usa para determinar nuevas sesiones o visitas. No Exenta
    __utmcDe Terceros (Google Analytics)Al finalizar la sesiónSe configura para su uso con Urchin.No Exenta
    __utmzDe Terceros (Google Analytics)6 meses Almacena el origen o la campaña que explica cómo el usuario ha llegado hasta la página web.No Exenta

     

    5.- REVOCACIÓN Y ELIMINACIÓN DE COOKIES

    En todo momento podrá acceder a la configuración de su navegador aceptando o rechazando todas las cookies, o bien seleccionar aquéllas cuya instalación admite y cuáles no, siguiendo uno de los siguientes procedimientos, que depende del navegador que utilice:

     

    Google Chrome (en el Menú Herramientas)
    Configuración > Mostrar opciones avanzadas > Privacidad (Configuración de Contenido) > Cookies
    Más información: https://support.google.com/chrome/answer/95647?hl=es 

     

    Microsoft Internet Explorer (en el Menú Herramientas)
    Opciones de Internet > Privacidad > Avanzada
    Más información: http://windows.microsoft.com/es-es/internet-explorer/delete-manage-cookies#ie=ie-9 

     

    Firefox
    Opciones > Privacidad > Cookies
    Más información: http://support.mozilla.org/es/kb/habilitar-y-deshabilitar-cookies-que-los-sitios-we 

     

    Safari , iPad e iPhone
    Preferencias > Privacidad
    Más información: http://www.apple.com/es/privacy/use-of-cookies/ 

     

    Opera
    Configuración > Opciones > Avanzado > Cookies
    Más información: http://help.opera.com/Linux/10.60/es-ES/cookies.html 

     

     

    6.- TERCEROS PRESTADORES DE SERVICIOS

    En concreto los terceros prestadores de servicios con los que hemos contratado algún servicio para el que es necesario la utilización de cookies son:

    ProveedorFinalidad del Servicio y de la CookieInformación del Proveedor
    GOOGLE Inc.Análisis estadístico del sitio web a nivel de contabilización de visitantes, páginas visitadas, palabras clave utilizadas y similareshttp://www.google.es/intl/es/policies/privacy/